queiroz-seleccion-colombia-2

González, en la noche del lunes, se despachó con una noticia que podría sacar del limbo a la Selección Colombia, que tras el Mundial de Rusia y la renuncia de José Pékerman, se encuentra sin timonel.

En el programa El Alargue de Caracol Radio, González Alzate dejó entrever que a más tardar el próximo viernes se oficializaría el nombramiento del nuevo seleccionador nacional. Todos los caminos apuntan a que el portugués (nacido en Mozambique) Carlos Queiroz sería el nuevo jefe de la tricolor.

“Tuvimos algunas entrevistas con él, se hicieron contactos, a mí personalmente me causó muy buena impresión, a pesar de que soy defensor y convencido de que tenemos técnicos nacionales con capacidad y conocimiento de dirigir a una selección mayor. A pesar de esto y descartada la posibilidad de Reinaldo Rueda y Juan Carlos Osorio, pensamos en Queiroz y estamos en conversaciones. Pienso que antes del viernes de esta semana ya está definido”, adelantó González en el programa radial.

Luego, trascendió que el presidente de la Fedefútbol, Ramón Jessurum, empaca maletas junto a otros dos directivos para viajar a Emiratos Árabes Unidos. Allí se está disputando la Copa Asiática de Naciones donde Queiroz es protagonista. Es el técnico de la selección de Irán, una de las favoritas para disputar el título de este campeonato, cuya final se jugará el próximo 1 de febrero, fecha en la que el portugués culmina su vínculo contractual con el seleccionado iraní.

Este martes el comentarista Carlos Antonio Vélez reveló nuevos detalles de la llamada ‘Operación Queiroz’, que pretende concretar los servicios del director técnico portugués para la Selección Colombia.

En su programa Planeta Fútbol, de la emisora Antena 2 de RCN, Vélez adelantó que a Queiroz se le ofrecerá un contrato de 3 millones de dólares anuales, la mitad de lo que percibía Pékerman en los nueve años que estuvo al frente del combinado colombiano. Además le pedirán que incluya en su cuerpo técnico al colombiano Arturo Reyes, actual director técnico de la selección sub 20 de Colombia que en los próximos días comenzará su participación en el suramericano de la categoría. Reyes asumió de forma interina la selección de mayores en el segundo semestre de 2018 y dejó buena impresión entre jugadores y aficionados.

De momento se desconocen las exigencias de Queiroz, pero según reveló Alzate, el proyecto de la Selección Colombia le interesaría. El dirigente admitió que hace mes y medio tuvieron un encuentro con el entrenador en Lisboa, allí conocieron en primera persona su trayectoria y su concepto futbolístico. No fue el primer acercamiento. Tras el Mundial de Rusia trascendió que hubo dos entrevistas entre los directivos con y el director, las cuales se adelantaron en Madrid.

“Hemos hablado con el profesor, que a él le gustan mucho las divisiones inferiores de los países que dirige y no tiene objeción en tener en su cuerpo técnico a seleccionadores nacionales. Por eso se ventiló que uno o dos técnicos colombianos, entre ellos Reyes, puedan estar en ese cuerpo técnico”, dijo Alzate en El Alargue al referirse a la condición de que el colombiano Reyes sea integrante del cuerpo técnico de la selección.

De no concretarse la negociación, la Federación tiene como plan B nombrar en propiedad a Arturo Reyes para que asuma el principal reto de la selección este año, la Copa América que se disputará en Brasil.

Queiroz tiene 65 años, fue arquero profesional en el equipo de su ciudad natal el  Ferroviario de Nampula (Mozambique), y tras la independencia de este país se marchó a Portugal donde adelantó estudios académicos. Había estudiado ingeniería mecánica y luego adelantó estudios en la Facultad de Motricidad Humana de la Universidad Técnica de Lisboa, la misma en la que estudió José Mourinho.

Su carrera como entrenador ha estado vinculada más a selecciones nacionales que a clubes. En 1989 estuvo a cargo de las selecciones juveniles sub-16 y sub-20 de Portugal. En 1991 ganó la Copa Mundial de Fútbol Juvenil con la selección sub-20, en la que dirigió a una de las generaciones doradas del fútbol de su país, que contaba entre otros con futbolistas como Luis Figo, Fernando Couto, Joao Pinto y Rui Costa. Queiroz fue ascendido para dirigir a la Selección de mayores de Portugal ese mismo año, pero no logró clasificar al equipo para el Mundial de  Estados Unidos 1994 y fue despedido de su cargo, Cuatro años después dirigió su primer club, el Sporting de Lisboa. En 1996 dirigió al Metro Stars de Nueva York, donde contó en el plantel con dos jugadores colombianos, los delanteros Pitufo De Ávila y Rubén Darío Hernández.

La primera vez que Queiroz clasificó al Mundial de Fútbol fue al de Corea y Japón 2002, con la selección de Suráfrica. En ese momento se cruzó con el representante portugués Jorge Méndez, el mismo de Cristiano Ronaldo, James Rodríguez, Falcao García y José Mourinho, y de su mano llegó al cargo que lo hizo famoso: asistente técnico de sir Alex Ferguson en el Manchester United.

Tras su paso por los diablos rojos, el portugués fue el elegido por el Real Madrid para reemplazar a Vicente del Bosque. A pesar de conseguir buenos resultados en la primera mitad de la temporada, finalmente solo consiguió el título de la Supercopa de España; mientras que en la Champions League quedó eliminado en cuartos de final y perdió la final de la Copa del Rey frente al Zaragoza, En la Liga acabó en cuarta posición después de encadenar cinco derrotas consecutivas en los últimos cinco partidos, lo que supone hasta la fecha un récord negativo histórico en el club. Queiroz fue destituido y regresó al Manchester, de nuevo como asistente de Fergusson.

En 2008 volvió a dirigir la selección de Portugal a la que clasificó al Mundial de Sudáfrica 2010. Fue eliminado en octavos de final a manos de España, a la postre campeón de esa edición de la Copa Mundo. Fue destituido tras la eliminación?. De allí recaló en Irán país al que llevó al Mundial de Brasil 2014 y al de Rusia 2018.

Queiroz parece ser el elegido. En cuestión de horas podría concretarse su vinculación al fútbol colombiano. La selección nacional hablaría con acento portugués, aunque el entrenador habla perfecto inglés y español.   

Fuente: Semana